domingo, 24 de mayo de 2009

*


Te acercas despacio a mi cuello. Te siento tan cerca que se me corta la respiración. Quiero sentir el momento exacto en el que tus labios rocen mi piel y que ni siquiera el oxígeno que necesito para seguir viva me haga perder el mínimo detalle. Me acaricias sin tocarme. Cierro los ojos e intento descifrar cada escalofrío, pero me pierdo. Pierdo el conocimiento. Cuando los vuelvo a abrir ya estás desnudo entre mis piernas. Me prometo que la próxima vez no perderé la cuenta. Por enésima vez. Con solo tocarte se me activan sentidos que nunca imaginé que tendría. Eres suave, y eso hace que te deslices aun mejor sobre mi cuerpo. No puedo aguantar mucho más sin sentirte dentro. Hazme el amor. Tú sonríes y juegas un poco más a volverme loca. Me susurras palabras que retumban en mi cabeza. Ni siquiera son palabras. Sonidos que sigo oyendo incluso varios días después. Sólo con escucharte me excitas hasta tal punto que dejo de ser dueña de mi cuerpo. Y soy tuya durante esos pocos minutos en los que mi yo deja de existir.



5 comentarios:

desilusionista dijo...

Pero Dios santo! Acabarán por cerrarte el blog..
Madre mía, avisa antes no?
Bicha!

Ladrona de Mentiras dijo...

Te he asustado?! =P
Lo siento, es que hace mucho que no me hacen el amor y por algún sitio tiene que salir. Para otra vez tampoco te avisaré, que me gusta asustarte.

Por cierto, ¿qué tal se portan los erizos?

desilusionista dijo...

Que yo no me asusto nunca eh?

Los erizos es pasan el día haciendo ruidos raros por ahí, ahora se están escondiendo debajo de la alfombra...te parecerá bonito.

Lucas Ottone dijo...

Yann Tiersen en "Música para hacer el amor", extraña mezcla :)

William Tea dijo...

No sabía que hubieses colgado algo como esto.

Ha sido inesperado e interesante. La gente ya no sabe hacer el amor, sólo sabe follar, dicen "los preliminares están sobrevalorados" porque lo vieron en una película, y parece que sólo se metan en la cama con otra persona diciendo "¡tonto el último!".

¿Quién piensa en la otra persona cuando puede concentrarse en uno mismo?