miércoles, 18 de junio de 2008

Es magia

Alargarnos la sonrisa, sacudirnos la distancia
Y poder burlar al tiempo...*

martes, 17 de junio de 2008

Sueños


Es curioso, nunca sabes por donde te pueden salir.



domingo, 15 de junio de 2008

Miedo

Lo desconocido, el dolor, la perdida de algo valioso, el olvido.Esta palabra siempre ha estado presente en mi cabeza.
El miedo es un sentimiento controlado por el sistema límbico (situado en el cerebro) el cual
revisa de manera constante (incluso durante el sueño) toda la información que se recibe a través de los sentidos, y lo hace mediante la estructura llamada amígdala, que controla las emociones básicas y se encarga de localizar la fuente del peligro.
Es un sistema de defensa ante situaciones peligrosas, por lo tanto necesario.
Pero los excesos nunca fueron buenos.
El miedo nos roba tiempo y sensaciones. Aferrarse a lo conocido es quitarse la vida. Adiós a lo de "Más vale lo bueno conocido que lo malo por conocer". Hay que arriesgar. La vida son emociones. El dolor tiene que estar presente para que exista el placer. La pérdida de algo valioso es señal de la posibilidad de volverlo a conseguir, y el olvido..el olvido no existe.
Por otro lado, el que nunca ha experimentado el miedo, nunca podrá llegar a ser valiente. Enfrentarse a él para poder conocer, disfrutar, obtener y recordar. Tener la capacidad de saber distinguir las cosas verdaderamente importantes y disfrutar de ellas.

No sé, pero creo que acabo de empezar a distinguir


sábado, 7 de junio de 2008

¿Hoy cómo te sientes?


"

Me da vértigo el punto muerto
y la marcha atrás,
vivir en los atascos,
los frenos automáticos y el olor a gasoil.
Me angustia el cruce de miradas
la doble dirección de las palabras
y el obsceno guiñar de los semáforos.
Me da pena la vida, los cambios de sentido,
las señales de stop y los pasos perdidos.
Me agobian las medianas,
las frases que están hechas,
los que nunca saludan y los malos profetas.
Me fatigan los dioses bajados del Olimpo
a conquistar la Tierra
y los necios de espíritu.
Me entristecen quienes me venden clines
en los pasos de cebra,
los que enferman de cáncer
y los que sólo son simples marionetas.

Me aplasta la hermosura
de los cuerpos perfectos,
las sirenas que ululan en las noches de fiesta,
los códigos de barras,
el baile de etiquetas.
Me arruinan las prisas y las faltas de estilo,
el paso obligatorio, las tardes de domingo
y hasta la línea recta.
Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran
a sus ideales sobre los de cualquiera.
Me cansa tanto tráfico
y tanto sinsentido,
parado frente al mar mientras que el mundo gira."



martes, 3 de junio de 2008

*



No tienes por qué hacerlo si no quieres.