viernes, 30 de enero de 2009

Violencia in da' body

Ya se que he jurado y perjurado que voy a estudiar, que necesito hacerlo, para sentirme al menos un poco realizada. Pero soy incapaz. Y más aun teniendo tantas cosas por hacer aquí.
También he jurado que mataría a Bill Gates y a la madre de ese pobre malnacido, pero en realidad ellos no tienen la culpa de que sea un poco inútil, así que he decidido dejarlos vivir(pero a la próxima no se salvan, si consigo un barco).Creo que al que acabaré matando de verdad será al creador de un anuncio que últimamente no deja de salirme en el cual pone.."¿Cuál es tú nivel de inteligencia?"Creo que me intentan decir que es nulo.
La "semana" de examenes se me está haciendo interminable, ¿desde cuando hay un examen por semana?¿Estamos locos o qué?Desde luego que sí. Encima se deben de pensar que nos están haciendo un favor, los muy hijos de, incompetentes, que no tienen la mínima idea de dar una clase.
Tú, por tu parte, haces todo lo posible por estudiar un mes antes del examen, hasta tienes ganas y motivación, y ésta incrementa cuando piensas.."bien, esta vez no me pilla el toro". (JA!¿De verdad te lo crees?). La cosa empieza a cambiar cuando llevas dos semanas de reclutamiento total saliendo exclusivamente para ir a clases particulares(sabados y domingos incluidos)y a hacer la compra teniendo el eroski justo enfrente de tu casa. Además, que lo de quedarse en casa es para hacer acto de presencia, porque lo que es amortizar el tiempo..Pero bueno, tu sigues aguantando como una campeona, "aun quedan dos semanas para que empiecen, me lo tomaré con tranquilidad"(¿Pero tú eres tonta o qué te pasa?").En fin, que llega el día antes del examen y como una loca intentando conseguir los apuntes, porque claro está, que ni siquiera los tienes completos. Haces el primer examen (patada en el culo).
"Bueno es anual, además es el primero, es el que peor llevaba.."
Sorpresa: El segundo te sale peor aun si cabe.
Dos examenes, uno por semana, y ya te entran ganas de subirte por las paredes, matar a Bill Gates, a su madre, a tu profesora de transmisión de datos, de SSOO, de tecnología de la programación, o incluso tirarte por la ventana. Pero no lo haces porque eres joven y te queda mucha vida por delante(y cuatro examenes con sus respectivas semanas).


2 comentarios:

rodriii dijo...

100% de acuerdo, así que 0% motivado

William Tea dijo...

Uno con toda su buena fe repasando el día antes del examen de lingüística para que le digan que ese fue la semana pasada, que el de mañana es el de latín, y se le queda la cara descompuesta en un expresivo y atormentado "WHAAAAT??", y, al preguntar desesperado cómo puede haberse cometido tal crueldad, cómo puede haberse realizado el examen de lingüística sin la presencia de uno (que uno es muy importante, por lo menos para uno mismo), la respuesta es simple y llanamente: "que el profesor dijo (ese mismo día que no viniste porque estabas enfermo, el ÚNICO que has faltado a clase por el puto virus extraño que ha estado acosando a tu familia y que sabías que venía a por ti) que cambiaba la fecha del examen porque no podía hacerlo mañana (y no te lo dijimos porque no lo consideramos importante, ya te enterarías por tu cuenta)"...

...¿qué hace uno ante esta situación?

Uno se sienta en el banco de la plaza de al lado de su casa mientras mira correr a su perra, y, con estoicismo, se enciende un cigarrillo a la vez que alza la vista al horizonte y dice "...que les den".

Y uno suspende el examen de latín.