domingo, 3 de enero de 2010

Ayer casi mato a un viejo

Bueno, el caso es que me ha entrado una vena rollo altruísta y quiero salvar al mundo. Me sentía capaz hasta ayer, cuando un viejo cabroncete me quitó la ilusión porque casi se desploma al suelo al intentar ayudarle a entrar en el portal. El caso es que iba yo a entrar y vi a este hombre con muletas y como enganchado en la puerta. Que ni para atrás ni para adelante iba, vamos. Así que yo con toda mi buena intención le abordé por detrás, agarré la puerta y le pregunté con mi tono más dulce..:
-"¿Necesita ayuda?".
No sé por qué, pero el hombre se quedó tieso, y luego perdió el equilibrio. Empezó a despotricar porque debía estar apoyado en la puerta. Me dijo cosas feas y a mi me entraron ganas de pegarle una patada en el culo para que entrara dentro del portal y perderle de vista, quitarle las muletas y meterselas por algún sitio. Pero no lo hice porque soy una tía maja, así que le pedí disculpas y el hombre entró y pasó de mi olímpicamente.
No todo el mundo necesita ayuda, está claro.

5 comentarios:

Take it easy! dijo...

Jajajajja. No siempre las cosas son como las imaginabamos, verdad? Hay veces que hacemos algo con la mejor de las intenciones y nos llevamos la mayor de las hostias..

MrKuis dijo...

Hahahah! Vale...

Me voy a dormir imaginándome la escena xDD

Miguel dijo...

jajajaja muero de risa. Pues yo ayer la choqué con una niña pelirroja por la calle, fue muy cómico, moló mucho.

Lucas dijo...

¡Cuánto orgullo hay por el mundo, eh!

Anne De Lenclós dijo...

ai mica jajajajajajaja que risa!
me lo imagine todoo jajaja ai pobre mica! te extranioo fumi!